El autoliderazgo es la capacidad de liderar nuestra vida y es fundamental si queremos tener éxito en nuestra búsqueda de empleo.

Cuando hablamos de autoliderazgo, hablamos de autoconocimiento, de proactividad, de autoeficacia y objetivos

¿Sabes de lo que hablamos?

Estamos hablando de hacerte responsable de tu realidad. De tomar las riendas de tu vida. Tu vida es tuya y la forma en la que la construyas depende de ti.  

Estamos hablando, de no descargar tu responsabilidad en las circunstancias y sabes por qué,  pues porque aunque no lo creas o te hagan creer lo contrario, tú tienes capacidad para influir en muchas de las cosas que te rodean y lograr los resultados que esperas y deseas. 

Una persona con autoliderazgo se marca objetivos y va a por ellos. Tiene claro lo que quiere. 

Pregúntate qué es lo que realmente quieres hacer. Qué es lo que te apasiona y visualiza tu respuesta, lo que ves es tu objetivo.

Ahora te toca trazar un plan, diseñar con la imaginación el camino que debes tomar, los recursos que ya poses y que vas a utilizar y también los que te faltan para sobreponerte a los obstáculos.

Hazte con las riendas, abre caminos. Ten iniciativa. Actualiza información constantemente (será tu brújula). Reflexiona, haz valoraciones y toma decisiones. Pero hazlo tú. 

Habrá quien te pinte un panorama negro, habrá quien te diga que son malos tiempos para la lírica. ¿Crees en ti?. Quien tiene una imagen positiva de si misma-o, incrementará sus posibilidades; las posibilidades de influir en los demás y en su entorno para lograr lo que quiere, a pesar de los pesares. Se llama autoeficacia. 

No voy a negar que las circunstancias que nos rodean no siempre son las ideales y algunas quedan fuera de nuestra área de influencia.  

No podemos bajar los índices de desempleo, ni influir en la economía del país. ¡Que más quisiéramos! Cumplimos años y de los cuarenta enseguida nos ponemos en los cincuenta. Pero, no podemos dejar de cumplir años en un mercado laboral que torpemente, le pone pegas.

Un ejemplo de superación muy recurrido es Barack Obama lo tenía todo en contra en una sociedad en la que ser negro, no es fácil de primeras, pero… llegó a ser el presidente de los Estados Unidos. El primer negro que llegaba a la Casablanca. ¡Cuántas veces intentarían convencerlo de  que aquello era una quimera!

Hubo gente que a pesar de la crisis encontró un empleo para muchas y muchos, el primero. ¿Qué hicieron diferente?. Las circunstancias económicas eran las mismas para todas y todos. 

Si tienes cierta edad, no puedes abordar tu búsqueda de empleo con un sentimiento de inferioridad. No te arrugues. Quien tiene un experiencia tiene un tesoro. Dice que las personas envejecemos cuando dejamos de aprender. Cuando damos todo por aprendido. 

Eva Ventín Lorenzo. Orientadora Laboral 2.0

 

Publicado por AMAVI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *