saber venderte en la búsqueda de empleo

La importancia de saber venderte.

Sí, sí, has reconocido tus fortalezas, ya has definido tu objetivo profesional, has investigado el sector conoces sus necesidades y a las empresas que pueden estar interesada en tus servicios, sabes manejarte en las redes sociales y además sí, has creado una red de contactos de calidad pero, aun así no has logrado ese objetivo. Empiezas a plantearte si lo lograrás, empiezas a dudar sobre si lo estás haciendo bien o estás fallando en el algo, ¿No será que no sabes venderte?.

Saber venderse, sobre todo cuando te acabas de quedar sin empleo y ya peinas canas, es fundamental si quieres volver a estar en el mercado laboral.

Antes de continuar, si hablamos de vendernos (vender nuestros servicios, vender lo que hacemos) tenemos que cambiar empleadoras-es por clientes. Si hablamos de clientes nos será mucho más fácil ponernos en su lugar y por lo tanto averiguar sus necesidades.

Venderse consiste en convencer, persuadir a nuestras-os potenciales clientes de que nuestros servicios son los que van a satisfacer esa necesidad.

Cuando una empresa decide ofertar un puesto de trabajo o contratar a un profesional es porque tiene una necesidad que satisfacer. Es decir, busca una solución a un problema. Si consigues relacionar esa necesidad con lo que ofreces seguramente, seas la persona elegida

¿Por dónde empiezas?. Pues, por despertar su interés hacia ti, hacia lo que haces. ¿Cómo?. Hablándole de cómo se va a beneficiar si te contrata. ¿No harías tu, lo mismo con aquel producto que necesitas comprar.?

Ojo!, hay empresas que no se han dado cuenta de cuáles son sus verdaderas necesidades y tú podrías hacérselas ver.

A la hora de tu venta, no sólo tienes que hablar de tus características personales y profesionales, esas que te hacen ideal para el puesto sino también de las ventajas que ofreces. Pero, esto no es suficiente, además y esto es fundamental, tendrás hablar de los beneficios que aportarás a la empresa.

Por ejemplo, hay quien se define como: Profesional de los Recursos Humanos. Que más bien dice poco y qué además debe haber muchísimos.

Hay descripciones que se extienden un poco más. Como ésta he visto cientos,

Diplomada en Relaciones personales y profesional de los recursos humanos con años de experiencia, sociable, responsable, con capacidad de trabajo en equipo, adaptación y aprendizaje y…

¡Una joya!

El problema es que nos vamos encontrar con un gran número de profesionales de los recursos humanos con los mismos rasgos personales y profesionales. ¿Quién no va a decir de si misma que es responsable, sociable y etc?.

Sea como sea, en esta descripción hay características y algunas ventajas pero, ¿Qué me dices de los beneficios que aportas?

Si no hablas de ellos es casi seguro, que no captes la atención de quién lo lee o te escucha..

Un beneficio describe de qué modo una característica o una ventaja del producto satisface una necesidad, soluciona un problema.

Veamos como lo haría una marca comercial sobre sus productos. En este caso una empresa dedicada a la venta de colchones.

Ellos saben que si dicen, Nuestro colchón Élite con Micropocket System es la mejor opción. Sólo están describiendo una característica que no nos da a conocer los beneficios de ese colchón. Los beneficios son los que nos impulsan a comprar.

Pero, si nos dijeran Nuestro Colchón Élite con Microcket System personaliza el descanso.- Estamos describiendo una característica y una ventaja. Seguimos sin saber los beneficios.

Sin embargo cuando nos hacen la siguiente descripción: El colchón Élite con Microket System personaliza el descanso. La estructura independiente de los muelles permite repartir pesos en función de cada persona, incrementando notablemente la sensación del confort.

En este caso se describen características, ventajas y beneficios.

saber venderte en la búsqueda de empleoEso es lo que se busca en un colchón, sensación de confort que a su vez está muy relacionada con la salud y la salud es nuestra mejor inversión.

A esto hay que añadirle una buena imagen que transmita el mensaje.

 

Ahora te toca a ti:

Primero, Desempolva tus fortalezas profesionales, es decir, las ventajas que aportas,

Segundo, si no conoces las necesidades de tus clientes, de tu sector, de tu profesión, no podrás aportar soluciones. Ponte en su lugar. Haz un ejercicio de empatía. A través de las redes sociales, de los grupos profesionales puedes llevar a cabo una buena parte de tu investigación.

Eva Ventín Lorenzo. Orientadora Laboral 2.0

Publicado por AMAVI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *